Buscar
  • Valentina

No existe una fórmula mágica para vivir viajando. (pero sí algunos ingredientes muy interesantes)



Algunos pensarán: lamentablemente no existe LA receta que asegure el éxito viajero, pero yo no puedo evitar verle el lado positivo. Es que, si lo pensamos, es justamente el hecho de que no haya recetas exactas, lo que nos habilita a viajar con nuestro propio ritmo y estilo.

¿No pensás que sería algo aburrido seguir todos el mismo camino e ir encontrándonos en los mismos lugares cada un par de días? ¿ O contarnos todas las mismas historias y hablar de las mismas aventuras? ¿O tener que soñar con recorridos ya armados, sabiendo hasta como van a terminar?

Cada viaje es único, así como cada persona que viaja es única.

Lo interesante, es que aun sin recetas, podemos encontrar algunos ingredientes que se repiten en los relatos de muchas vidas viajeras. Y esos ingredientes pueden ser la base sobre la que explorar nuevos sabores, destinos y posibilidades.

Por eso, y pensando en esos ingredientes-base quiero escribir este artículo detallando algunos recursos y herramientas que creo que son la base para quienes quieren comenzar (o fortalecer) una vida viajera hecha a gusto.

LA CAJA DE HERRAMIENTAS (o el especiero de turno)

Como no creo en fórmulas ni métodos cerrados cuando se trata de experiencias humanas, opto por pensar en Caja de Herramientas como una manera de nombrar los múltiples, diversos (y hasta contradictorios) recursos con los que contamos para realizar una determinada tarea o llegar a un determinado objetivo.

Siguiendo con la metáfora culinaria (disculpen si les canso, es que hace dos semanas que vivo en Perú con 4 chefs que hablan todo el día de comida), un especiero puede tener mil diferentes sabores. Algunos más combinables que otros, algunos más específicos y otros más universales (léase,así como en la comida no es lo mismo la sal que la canela; en los viajes no sería lo mismo aprender a hablar inglés que tailandés.)

Por eso hoy quiero empezar por la Sal y la Pimienta de este especiero. Con dos grandes temas que si no nos ocupamos de ellos, difícilmente podamos sostener una vida viajera a lo largo del tiempo.

Si escuchaste mi audio- clase , te darás cuenta que en la segunda y tercera clave, te hablo un poco de esto.

(si no lo escuchaste todavía, no pierdas tiempo y descargala gratis haciendo CLICK AQUÍ)

Para empezar, hay dos herramientas básicas que hoy (2018) no podés dejar de usar. Son recursos super simples y prácticos que te ahorran horas de investigaciones y montones de fiascos (además de un monto considerable de dinero).

En la audio-clase yo te hablo de que una vez que sabés qué viaje querés, lo que sigue es la gestión concreta de ese viaje, y a eso me refiero ahora. No me voy a detener en darte páginas webs especiales: sino más bien a señalarte dos cosas que no podés dejar de usar con cualquiera de ellas

LUPAS : Aunque suena medio obvio, usar “la lupita” puede ser una herramienta importantísima. ¿Dónde? En los Grupos de Facebook (aunque cada vez usamos menos facebook, los grupos siguen siendo una gran fuente de material e intercambio). En los grupos de viajeros, se concentra muchísima información actualizada y algo desorganizada. Usando el buscador podés encontrar gente que preguntó exactamente lo mismo que vos y que probablemente ya recibió más de una respuesta. En los Blogs y Páginas que te gustan: si ya encontraste páginas que te son de referencia, es una buena manera de leer lo que más te interesa.

REFERENCIAS: Todo, todo el mundo del internet se maneja por referencias. Vas a comprar un vuelo en una página que no conoces: buscá referencias. Vas a alojarte con couchsurfing: lee las referencias. Vas a elegir un destino nuevo: buscá a ver qué dicen otros viajeros.

Aunque a veces nos da pereza detenernos a leer qué dijeron otros de una empresa, es importante tener una noción. Generalmente, mi truquito, es buscar si hay malas y leerlas,para tener una idea de qué es lo que podría salir mal, y si lo que es malo no me asusta del todo (no es lo mismo leer que violentaron gente a leer que tienen políticas de cancelación demasiado estrictas), ahí me aseguro de leer un par de las buenas (para asegurarme que estamos en sintonía)

El toque de sabor: LA PIMIENTA

Otro ingrediente clave, del que también te hablé en el audio, es el autocuidado.

¿Escuchaste alguna vez hablar de esa palabra?

Para mí , el Autocuidado es ese espacio que nos damos a nosotras mismas (o nosotros mismos) para hacer aquellas cosas que nos hacen bien, que nos enriquecen y nos permiten mantenernos saludables y en tranquilidad.

Hay personas para las que el autocuidado es hacer rutinas de yoga, comer sano y correr por la playa; para otras es hacer un rico té y leer un buen libro; para otras quizás hablar con las amigas o tener una buena charla con su madre o hermano.

Acá la clave está en encontrar qué es lo que funciona específicamente para vos y adaptarlo a tu momento y condiciones. Cada uno o una puede crear su propia estrategia, lo que yo te voy a ofrecer son una serie de características que pueden facilitarte hacerlo sostenidamente:

Periodicidad: darle un marco temporal, establecer una frecuencia, proponerse una cantidad puede servir para no “olvidarse” de hacer esa tarea que es necesaria pero cuyo hábito aún no hemos incorporado.

Intención: preguntarte por qué querés hacer eso en lugar de otra cosa, no solo puede motivarte e inspirarte, sino que te da la posibilidad de no quedar capturada o capturado en la actividad en sí, sino poder entender su aporte a tu vida.

Comunidad: Para justificar este apartado quiero usar un proverbio chino (o eso dice google) que dice “Si caminas solo, llegarás más rápido; Si caminas acompañado, llegarás más lejos”. La idea es tejer las redes que sostengas esas pequeñas acciones que realizamos para autocuidarnos. Avisar, contagiar, compartir, el límite lo ponés vos.

Con estos ingredientes de base que hoy te ofrezco, creo que tenés material para seguir experimentando un buen rato.

Esta es una propuesta sin fórmulas mágicas, una invitación para seguir multiplicando.

*******************************

Quizás vos ya vengas armando tu caja de herramientas, quizás hayas acumulado otras especias diferentes y quieras compartirlas acá. Este es un saber móvil y en construcción que entre todas y todos vamos mejorando,

Ahora, ¿Te animas a compartir tus descubrimientos para que sigamos aprendiendo?

¿Te gustaría contarme de tus ingredientes especiales?


8 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now